La SS. Trinidad

bannermisericordiasmall03
Tenemos la costumbre de pensar al Padre como un viejo de la barba blanca y al Espíritu Santo como una paloma blanca o lengua de fuego.

Con Jesús es más fácil ya que vino a ésta dimensión en cuerpo y sangre así que ya tenemos una imagen antropológica de Él que facilita la comprensión. Pero hay que pensar que el significado de Persona va más allá de su dimensión antropológica.

La Persona Humana tiene una dimensión antropológica pero Dios no es humano. Persona es quien puede pensar, razonar, comunicar, probar amor también si no tiene cuerpo.

De hecho sólo la Segunda Persona de la SS. Trinidad tiene cuerpo y es Jesús. El Padre es la Palabra hecha Acción.

Cuando el Padre decide algo, éste algo ya existe pero quien hace existir todas las cosas es el Espíritu Santo. Juntos son Energía de Vida que San Juan Evangelista interpretó como una Luz brillante que no daña los ojos.

También el Espíritu Santo tiene Su forma de comunicar. Teorizo que su forma de comunicar es a través de apariencias diferentes pero consistentes según los dones que proporciona.

En el Bautismo de Jesús se mostró COMO una paloma blanca símbolo de la pureza y en la Pentecostés COMO lenguas de fuego símbolo de la fuerza, de la imprimación de los dones en los espíritus.

Todas estas tres Personas están unidas, entre sí, de un víncolo poderoso y especial: la Misericordia que mueve la Trinidad siempre hacia los demás, nunca hacia sí misma.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios