Corregir a los que se equivocan

bannermisericordiasmall03
Lo que me preocupa de hoy en día es que muchas personas, también en ambiente católico, piensa que todo es una “opinión” y que por respeto a los demás, hay que aceptar las opiniones diferentes (o equivocadas) y seguir adelante…

Pero entonces me pregunto: “¿Cuando empieza el atestiguar la Verdad de las cosas?”

Si yo pienso que todo es “opinión” ¿en donde se queda la Verdad?

Hay que volver al correcto significado de los términos: la Verdad no es una opinión es un hecho. La Verdad no cambia: es eterna porque los parámetros en que el ser humano ha sido creado no cambian.

La prueba está en el hecho que los seres humanos en el curso de las épocas, siempre hacen los mismos errores. Se afina la tecnología pero lo que mueve el ser humano sea en el bien que en el mal siempre sigue el mismo patrón.

La Verdad es objetiva y absoluta. La opinión es subjetiva y relativa. Una opinión no tiene ninguna base lógica ni científica. Puedo “opinar” que un edificio de 30 plantas se sujete sin cementación pero esto no correspondería a la Verdad ya que se derrumbaría nada más llegar a la segunda.

Y eso porque hay leyes físicas que desmienten esa opinión. Con la Ética es lo mismo.

Actualmente hay ideologías sobre los comportamientos y pensamientos humanos que hacen creer lo contrario de lo que es la Verdad de las cosas.

Hay que corregir las personas que ponen la Verdad al nivel de una “opinión” y decir las cosas como realmente son, con amabilidad pero también con firmeza.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios